20 dic. 2012


y un chaval se saca unas fotos al lado de la puerta 11 y se siente, aunque no sea ni socio, parte de esa masa de locos que hace del equipo algo extraordinario: borrachos de los mariñeiros, quinos zurdos, amas de casa que fuman. pone una sonrisa humilde cuando posa al lado de la torre de marathon, y el objetivo tiembla menos que donato. luego baja por la avenida de la habana, sin prisa, muy agradecido a los mitos de riazor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario