14 ene. 2013


conmoción, apabullante. destellos de furia en el golpeo y arte bombástico en el coliseo de lisboa. el águila vitória voló y la humareda de los primeros minutos nos hizo fijar la mirada, dejándonos bobos. por la banda derecha del benfica, salvio parecía sonic en modo spin attack, y eso que alex sandro era un muro de piezas gordas. el gol de matic arrasó con todo, y llegado el minuto veinte estábamos ya demasiado crujidos con semejante regalo de match. a partir de ahí, el dragón quiso parar el correcalles, ya que no le interesaban las heridas profundas, y finalmente lo consiguió, dejando el ritual orgiástico en un que no, que ya no puedo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario