26 ene. 2013


puede que no fuese así, pero se me viene el loco diego de repente, su lanzamiento de falta en el último suspiro contra el valencia, puede que ya con el nueve dibujado en el melón. el estadio explotó pues era el 2-1, y creo que aún estaba cañizares dándole juego a la grada. nos divertimos mucho, aquella victoria se celebró con lujuria en todos los rincones de la ciudad. yo juraría que hasta era sábado por la noche, sábado 14... ya sabéis, esos sábados cuando se sale pero brutal, a hacer bastardadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario